Posteado por: bielorrusiaexiste | 27 febrero 2009

El gueto de Minsk

Una de las cosas que más me gustan de Minsk, y de otras ciudades de Europa del Este, es que su historia se puede ver y sentir a cada paso. A diferencia de la Europa Occidental, donde la mayoría de las ciudades se han homogeneizado y se han diluido algunos capítulos de su historia reciente, aquí en cada esquina hay pequeños recuerdos de algún momento de su pasado.

El otro día me llevaron a un lugar que me impresionó. No es fácil de encontrar ya que desde la calle no se ve y sólo fijándose uno se da cuenta de que allí hay una escultura muy bonita, y muy triste a la vez, para recordar a los miles de judíos que fueron asesinados en Minsk. En una hondonada de la tierra hay una hilera de personas de bronce negro que van bajando hacia ella por la pendiente. Al fondo, un pequeño homenaje, en el que siempre hay flores, a los que ayudaron o salvaron a algunas de ellas. Ahora está todo completamente nevado y es un sitio muy tranquilo y sencillo que merece la pena visitar. En concreto, Yama, como se conoce este lugar, está dedicado a los 5.000 judíos asesinados por los nazis en un sólo día, el 2 de marzo de 1942. El gueto de Minsk fue uno de los más grandes de Europa, a él trajeron a personas de todo el continente y se calcula que unas 100.000 vivieron en él, de las que sobrevivieron apenas unas decenas.

Y justo al lado de la Plaza de la Independencia o de Lenin, en la iglesia de San Simeón y Santa Elena, hay una campana que también tiene una historia interesante y que pasa desapercibida: es una réplica de la campana del Parque de la Paz de Hiroshima (en recuerdo del horror de la bomba atómica) que esta ciudad le regaló a Minsk como gesto de amistad tras la catástrofe de la central nuclear de Chernóbil en 1986 ya que, aunque ocurrió en la vecina Ucrania, justo en la frontera entre ambos, Bielorrusia fue (y aún es) el país más afectado por la radiación.

Recuerdo Nemiga Minsk

Recuerdo en Nemiga, Minsk.

La historia de Bielorrusia está llena de capítulos muy duros, pero aquí nadie los quiere olvidar, siempre los tienen presentes y la gente tiene mucho respeto por todos aquellos que los vivieron y los monumentos que ahora les representan, como el que se encuentra a la salida del metro Nemiga. Justo al final de las escaleras de esta estación hay una placa de mármol negro en homenaje a los 53 jóvenes que murieron allí en una avalancha de gente tras un concierto en mayo de 1999. Siempre hay flores y algunas personas se paran unos minutos para recordar.

Anuncios

Responses

  1. Cristina, sigo leyendote. Me has dado tanta informacion. Hace una semana visite este sitio del que hablas, y me gusto muchisimo. No entiendo aun nada de ruso, pero es claro el monumento. Gracias por los otros datos.

  2. En unos dias voy a estar por Minsk….y me gustaria al Yama. No me darias mas instrucciones para poder llegar? porque anduve buscando y no encuentro mucha informacion. un milllon de gracias!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: