Posteado por: bielorrusiaexiste | 14 mayo 2009

La oposición en Oktyabrskaya

Hoy era una tarde normal, medio lluviosa y con un viento muy frío. Venía hacia el centro en el metro para dar una vuelta y al salir en la estación de Oktyabrskaya, en el centro absoluto de la ciudad, me encuentro con muchísimos policías y gente alrededor. Miro hacia la plaza y veo aún más policía y gente en torno a alguien, pero al estar al otro lado de la calle no conseguía ver bien. Justo a la salida del metro les pregunto a unas chicas qué pasaba y me responden que “Son unos locos de la oposición que piden la libertad en Bielorrusia”. De nuevo un amable policía nos invita a marcharnos.

Me alejo un poco, pero al irme decido cruzar la calle e ir hasta allí. Los policías no me dicen nada y me dejan pasar. Al llegar me he quedado impresionada: un grupo de chicos de la oposición estaba en el suelo, con un verdadero muro de policías agarrados unos a otros cercándolos para que no salieran y para que la gente que estábamos allí, y algunas cámaras de televisión, no les viéramos. Pero me he acercado aún más y les he visto sentados y tumbados en los adoquines. Después, han empezado a gritar “Libertad para Bielorrusia” y algunas de las personas que estaban en la plaza les han seguido. Mientras, como siempre, la policía grababa con videocámaras a la gente que estábamos por allí y los secretas hablaban por sus pinganillos.

Al cabo de un rato, han acordado marcharse y cuando la policía les ha dejado algo de espacio una chica del grupo ha salido corriendo con una bandera blanca y roja, ha cruzado la plaza, se ha subido a una farola y la ha colgado en lo alto. Ha ondeado allí apenas unos segundos, lo que ha tardado un policía de paisano en quitarla. Poco a poco la gente se iba y unas señoras mayores que paseaban por allí han comentado entre ellas: “Tengo miedo”…

Creo que una de las imágenes que me llevaré conmigo de Bielorrusia es la de esa chica en mitad de la plaza más importante de Minsk colgando la bandera de la oposición. Sin palabras.

Anuncios

Responses

  1. Impresionante Cristina, impresionante.

    Y de nuevo llama la atención el miedo, cómo en cuanto _sucede algo_ sale a flor de piel este miedo que después vuelve a agazaparse, este miedo que se deja ver sólo a veces, lo suficiente como para darse cuenta de que empapa el sentir de este país y de que está en el fondo de la vida cotidiana de esta gente… Una lástima.

    Ay que ver, el miedo siempre ha sido uno de los mejores instrumentos de control!

  2. Hola Noe!

    Tienes toda la razon, aqui el control es totalmente mediante el miedo (el temor a “lo que puede pasar si…”) y eso es muy dificil de cambiar. La otra via por donde les tienen pillados es la burocracia, que es infernal. Esta semana lo estoy viviendo en primera persona porque querria salir del pais solo 3 dias y no hay manera. El “no” siempre va por delante, las mil preguntas, las suspicacias… Y con los bielorrusos es aun peor. Si eres una chica bielorrusa joven y soltera es muy dificil que te den visados para ir a la UE por si despues no quieres volver… O si eres un joven de la oposicion, periodista “problematico” y demas, te juegas tu visado si algun dia quieres salir aunque sea de vacaciones.

    Tambien me acuerdo de un dia que fui a mandar un fax a Espagna: tuve que rellenar un formulario en el que resumi el contenido de la carta, poner todos mis datos y los de la persona que lo iba a recibir, motivo del mismo… todo para un simple fax! Y despues, claro, la segnora lo leyo de cabo a rabo, aunque por fortuna estaba en espagnol y no entendio nada. Una amiga me dijo que “ella no enviaria un fax importante en su vida” porque lo de la confidencialidad como que no se estila mucho.

    Y aqui “todo se sabe”, se reciben llamadas desde ya sabes que espeluznante institucion… En fin, pasa de todo. Pobres bielorrusos porque son gente maravillosa y no se merecen vivir como siguen viviendo por aqui.

    Do svidania!

  3. Además de verdad, son una gente estupenda.

    Mira, en relación al “Gran Hermano”, una anécdota curiosa que me contaron ayer mientras bebíamos cerveza en un parque. Un chico me contó que trabaja en una empresa de tamaño medio-grande aquí en Minsk. La gente mayoritariamente trabaja en puestos con ordenadores, y ya sabes: de vez en cuando chateaban un ratillo. Un día conoció a una chica (estudiante de química, para más señas Ü), y al día siguiente habló con ella desde el trabajo por ICQ. La chica le contó que había tenido un sueño erótico con él… y por lo visto no escatimaron en detalles y en todo tipo de comentarios al efecto, jeje. Bien, pues al día siguiente, sorpresa sorpresa… el ICQ desactivado en todos los ordenadores de la empresa!!! XDDDD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: